Click acá para ir directamente al contenido

Todo Acerca de la Asistencia a la Conducción

Los vehículos autónomos y automáticos están próximos a ser una realidad. Cada día más elementos se suman para apoyar al conductor, con pasos que poco a poco permitirán reducir los accidentes automovilísticos y permitir a los pasajeros descansar en sus rutas de viaje. Las posibilidades y beneficios son gigantes, pero lo más importante, mucha de esa tecnología ya está disponible y ¡puede que no la estés usando!

La conducción asistida en realidad apunta a lo que se llama un vehículo autónomo. Es decir, un automóvil o SUV capaz de moverse por su cuenta, en distintos tipos de terreno y condiciones de tráfico. Como tecnología, hay muchos componentes que existen hace un tiempo, y se ha establecido una ruta a seguir dividida en 5 fases.

Nivel 0: sin automatización


Es la tecnología disponible en la mayoría de los vehículos hoy en día. No tiene sonidos, alertas o asistencia. Cuando mucho tiene un sistema de control crucero que permite poner el vehículo a una determinada velocidad y dejar que ande en línea recta. Esta es la base sobre la cual comienza este camino.

Nivel 1: asistencia al conductor


En este nivel encontramos tecnologías de control crucero adaptativas, que ajustan la velocidad según las condiciones del tráfico. Cuenta con sistemas de alerta en caso de que te salgas de la ruta e incluso puede llegar a aplicar el freno para reducir la velocidad si el tráfico anda lento. Esta tecnología asiste al conductor, pero necesita de toda su atención al volante.

Nivel 2: automatización parcial


Es el nivel que se espera masificar en el futuro próximo. Aunque el conductor todavía debe mantener las manos al volante, la automatización parcial puede asistir ajustando velocidad, aplicando frenos e incluso girando el volante en curvas. Ajustará la velocidad del vehículo y lo detendrá en las luces rojas, nivelando el volante para que el vehículo quede centrado en su vía.

Nivel 3: automatización condicional


Aquí entramos en la tecnología por venir, actualmente en pruebas y desarrollo. Los vehículos en nivel 3 se conducen solos, pero únicamente en condiciones ideales de terreno, como autopistas. En este punto, no es necesario que el conductor tenga las manos al volante, pero sí debe estar atento para tomar el control en caso de ser necesario.

Nivel 4: alta automatización


Todavía es tecnología en desarrollo, sujeta a pruebas y regulaciones, pero no estamos lejos de ella. Esta automatización permite que un vehículo se conduzca de forma automática en carreteras, ciudad o caminos rurales, así como todo tipo de clima. Pero siempre en ruta y en terrenos regulares. A diferencia de los niveles anteriores, aquí ya no es necesaria la atención o alerta del conductor.

Nivel 5: automatización total


Esta es la meta. Un auto capaz de conducir de forma automática en todo tipo de clima y terreno. Te subes, indicas el destino, configuras la ruta si quieres y luego te pones a dormir la siesta. Verdaderamente un auto fantástico.

Es importante tener en cuenta que mucha de la tecnología que nos permite soñar con un vehículo completamente autónomo ya existe. Parte de ella todavía está sujeta a pruebas y restricciones legales, otra requiere mejorar algunas condiciones técnicas específicas antes de ser comercialmente viable, y si bien hoy no podemos considerar ningún vehículo realmente autónomo o con alta automatización, así como tampoco sabemos de alguno que vaya a ser liberado en los próximos años, es definitivamente una tecnología que podremos ver en una o dos décadas y que va a afectar profundamente la industria automotriz y de seguros.

¿Qué elementos componen la conducción autónoma o asistida? Revisemos algunos:


Encendido (disponible en algunas versiones de Subaru): Algunos vehículos cuentan con un sistema de botón de encendido que también puede encender remotamente por voz o mediante el uso de una aplicación.

Alerta de tráfico cruzado trasero (disponible en algunas versiones de Subaru): Es una alerta auditiva, visual o háptica que avisa cuando viene un auto por alguno de los costados traseros En algunas versiones de los Subaru lo puedes encontrar como el sistema SRVD (Subaru Rear/Side Vehicle Detection). Es muy útil cuando uno va retrocediendo y por lo mismo, usualmente solo se activa al encender la reversa.

Cámara de asistencia lateral: Si has subido a un vehículo con cámara de visión trasera, tienes una referencia. Básicamente se despliega en una pantalla LED en el panel del conductor una vista ampliada lateral de la zona hacia la que estás doblando. Usualmente es una tecnología que se activa ante la demanda. La ventaja respecto a los espejos retrovisores es que esta vista se hace cargo de los puntos ciegos.

Alerta de temperatura (disponible en algunas versiones de Subaru): Particularmente útil en climas helados. Informa cuando la temperatura exterior alcanza niveles donde hay riesgo de que el camino se congele y por tanto se ponga resbaloso.

Sistema de monitoreo de presión de neumáticos: También conocido como TPMS (Tire Pressure Monitoring System), informa de la presión de los neumáticos a fin de que puedas mantenerlos en óptimas condiciones. Esto ayuda a reducir el desgaste de las ruedas así como a disminuir el consumo de combustible.

Control de tracción (disponible en algunas versiones de Subaru): Muy útil cuando vas a partir o detenerte en zonas resbalosas. Básicamente detecta cuando las ruedas patinan y ayuda a lograr mayor tracción en ellas.

Control electrónico de estabilidad (disponible en algunas versiones de Subaru): Mediante una serie de sensores en comunicación con el computador de vehículo, verifica que tu automóvil se vaya en la dirección requerida y si no es así, ajusta la velocidad y hace uso de los frenos para corregir la dirección. Es ideal cuando vas por curvas resbaladizas.

Control crucero adaptativo (disponible en algunas versiones de Subaru): Es parte de las tecnologías de conducción autónoma del nivel 1. Gracias a sensores y/o cámaras, el vehículo en modalidad de velocidad crucero acelera o disminuye la velocidad ajustándose a las condiciones del tráfico.

Luces adaptativas (disponible en algunas versiones de Subaru): conocido en Subaru como el sistema SRH (Steering Responsive Headlights) básicamente hace que los faros o focos delanteros del auto se mueven en conjunto con el manubrio, alumbrando en el sentido de la dirección a la que te diriges.

Anti Locking Braking System (disponible en todas las versiones de Subaru): También conocido como sistema de frenos ABS. Es un sistema que evita que las ruedas se bloqueen al frenar. Esto se traduce en que al momento de aplicar el freno, las ruedas generan una sucesiva serie de microfrenados que permiten conducir el vehículo y frenar sin que las ruedas se traben y por tanto patinen, además de facilitar la dirección del vehículo al hacerlo.

Estacionamiento automático en reversa: al encenderlo, permite que un sensor identifique el espacio necesario para estacionar el auto. Luego, al ubicarse en el lugar correcto, gira el manubrio automáticamente para estacionar de forma óptima. Requiere que el conductor controle frenos y acelerador en todo momento.

Cámara de retroceso (disponible en algunas versiones de Subaru): Se activa al poner la marcha en reversa y muestra una visión amplia de la zona posterior del vehículo. Es ideal para retroceder y evitar obstáculos.

Alerta trasera (disponible en algunas versiones de Subaru): También se activa al retroceder. Básicamente es un sistema de cámaras y/o sensores que detecta posibles obstáculos o barreras y genera una alerta visual, sonora o háptica. Esto permite al conductor detenerse y evitar un choque o colisión.

Detección de bicicleta (disponible en algunas versiones de Subaru): Mediante cámaras y/o sensores, detecta cuando una bicicleta se encuentra delante del vehículo, generando una alerta que permita al conductor evitar una colisión.

Advertencia de punto ciego (disponible en algunas versiones de Subaru): Similar a la alerta trasera o detección de bicicletas, este mecanismo hace uso de sensores y/o cámara para detectar vehículos en el punto ciego, generando una alerta o advertencia al girar en esa dirección.

Asistencia de frenado (disponible en algunas versiones de Subaru): Esta asistencia lo que hace es detectar cuando el conductor frena bruscamente para apoyar aplicando máxima potencia al frenado. Requiere de una acción inicial por parte del conductor y está orientado a reducir la distancia necesaria para que el vehículo se detenga. (Subaru)

Advertencia de velocidad en curva: Mediante el uso de geoposicionamiento y los mapas de ruta, así como la velocidad del vehículo, genera una alerta al conductor cuando lleva una velocidad excesiva para la curva que tiene por delante.

Alerta de somnolencia: Usa la misma tecnología de la alerta de salida de vía, y al notar que hay un movimiento irregular en el camino por parte del conductor, interpreta mediante algoritmos cuando alguno puede ser señal de somnolencia. Algunos sistemas de alerta de somnolencia son capaces de identificar los patrones de conducción normales de una persona y ajustar sus alertas a eso.

Advertencia de colisión delantera (disponible en algunas versiones de Subaru): Es una tecnología que genera una alerta orientada a advertirte oportunamente cuando un vehículo delantero se encuentra detenido o a una velocidad baja en relación a tu velocidad para evitar una potencial colisión.

Alerta de salida de vía (disponible en algunas versiones de Subaru): Mediante alertas sonoras, visuales y/o hápticas, te avisa cuando sales de la ruta o carril, a fin de que puedas retomar el camino.

Asistente para mantener la vía (disponible en algunas versiones de Subaru): En conjunto con el sistema de detección de vía, gira suavemente el manubrio a fin de mantener el vehículo en su carril. Se cancela al girar el volante y podría presentar problemas si las líneas de la vía se encuentran difusas o cubiertas por barro o nieve.

Previsor de colisiones al girar a la izquierda: Es un sistema usado al doblar a la izquierda en doble vía (normalmente en semáforos) y su objetivo es generar alertas e incluso detener el vehículo si el viraje se realiza cuando un vehículo en movimiento se acerca en dirección contraria.

Detector de obstáculos: Hace uso de sensores frontales y/o traseros para detectar eventuales obstáculos en la ruta y generar advertencias que permitan evitar una colisión.

Sensores para estacionar (disponible en algunas versiones de Subaru): Es una alerta sonora que te avisa la proximidad de elementos atrás y/o a los lados a fin de que puedas estacionar con precisión. Usualmente la evolución de este sensor es la cámara de retroceso.

Detector de peatones (disponible en algunas versiones de Subaru): Genera una alerta usualmente sonora cuando detecta por medio de cámaras y/o sensores que hay un peatón por delante, en un rango de cierta cantidad de metros según la velocidad.

Asistencia a la conducción en Subaru


Hoy, todos los modelos más recientes de Subaru (Forester, XV, Impreza Sedán, Impreza Hatchback, Outback y WRX) incorporan en algunas de sus versiones la tecnología de asistencia a la conducción EyeSight®. Esta tecnología funciona como un segundo par de ojos en el camino, y va monitoreando la ruta, el tráfico, optimiza la velocidad crucero al activar la función de velocidad crucero adaptativa y genera alertas y advertencias cuando sales de tu carril.

Gracias a esta tecnología opera la función de freno pre colisión, pudiendo incluso aplicar toda la fuerza del freno si existe una situación potencialmente peligrosa para los pasajeros.

Además, está disponible la funcionalidad de luces adaptativas y un sistema de control dinámico del vehículo que ajusta la velocidad de las ruedas a fin de evitar el sub o sobre viraje.

Los frenos ABS de Subaru han sido complementados con la tecnología EBD, o Electronic Brake-force Distribution, que reduce la presión de frenado en cuanto detecta el bloqueo de una rueda, facilitando así la maniobrabilidad del vehículo.

Subaru también cuenta con el sistema de monitoreo de presión de neumáticos, así como con cámara de visión trasera, detector de punto ciego y asistencia de frenado (BA).

Ven y conoce todas los modelos y elementos de seguridad que tiene cada una de versiones del Subaru Forester, XV, Impreza Sedán, Impreza Hatchback, Outback, Legacy y WRX.

Conclusiones


Un vehículo es mucho más que un modelo de moda, un exterior elegante o un equipo de sonido nítido. Además de eso, es importante verificar todas las funcionalidades de asistencia a la conducción, que finalmente se traduce en mayor seguridad para el conductor y los pasajeros. Además, siempre es buena idea revisar los premios y certificaciones que pueda tener el modelo de vehículo que estemos planeando comprar. Muchas veces, basta con un par de búsquedas en Google para identificar estas nominaciones o premios.

Como complemento a la asistencia a la conducción, infórmate también sobre la seguridad activa en los vehículos en nuestro post “¿Qué es la seguridad activa y la seguridad pasiva en los autos?”.